Bekia Viajes

Usuario:

Contraseña:

Europa / España
 
 
PATRIMONIO

El Castillo de Montjuïc deja de ser gratuito a partir del 3 de marzo

Este histórico castillo construido en 1694 se transformará en un museo y centro de interpretación. Se esperan hasta un millón de visitantes al año.
 
Torre del Castillo de Montjuïc

Torre del Castillo de Montjuïc

Bien de Interés Cultural, el Castillo de Montjuïc es una de las atracciones preferidas por los turistas en las excursiones organizadas a Montjuïc. Su primera construcción se remonta a una atalaya que ocupó la cima de la montaña para avisar e informar a la ciudad mediante señales de la proximidad de los barcos.

Hasta ahora este castillo era de visita gratuita pero a partir del próximo lunes costará 5 euros como tarifa general. El ayuntamiento alega la necesidad de fondos para una futura conversión del centro con 'equipamiento patrimonial y cultural', ofreciendo así nuevos servicios así como la adecuación y la visita a espacios antes cerrados al público.

El teniente de alcalde de Cultura, Jaume Ciurana, ''el castillo tendrá ahora una nueva vertiente museística, para la que hace falta una inversión de unos 60 ó 70 millones de euros''. En su primera etapa el proyecto contará con una inversión de 9 millones.

El objetivo final es la transformación de este enclave histórico tan ligado a los barceloneses en un espacio de educación e interpretación para así conocer mejor el papel que ha jugado el castillo en distintos momentos decisivos para la ciudad así como adecuar las instalaciones y dotarlas de servicios básicos para acoger al estimado millón de visitantes por año.

Foso y entrada del Castillo de Montjuïc de Barcelona

Foso y entrada del Castillo de Montjuïc de Barcelona


El 3 de marzo iniciará el cobro de las entradas


El consistorio espera con estas medidas la recaudación de 1.300.000 euros. El proyecto incluye servicios de recepción de visitantes, gestión de visitas de grupo, visitas culturales, ludoteca y distintos programas culturales.

El Castillo de Montjuïc se emplaza en una terraza rocosa justo en la cumbre de la montaña de Montjuïc a 170 metros sobre el nivel del mar y en su ala más orientada el mar y el puerto de la ciudad. Una fortaleza militar y enclave geográfico, espectador de acontecimientos como la Guerra de Secesión, la ocupación francesa de Napoleón, la Guerra Civil Española o los bombardeos nazis sobre Barcelona.
Alejandro Iriarte | 28 de Febrero de 2014